Drenaje Linfático

El drenaje linfático manual es una técnica destinada a favorecer la circulación linfática cuando existe acúmulo de líquidos (retención) o alguna alteración en este sistema.

Gracias a esta técnica, tanto en el embarazo, como cuando hayas dado a luz, vas a encontrar grandes beneficios como:

  • Drenante: durante el embarazo es adecuada para aquellas mamás que se sienten cansadas, sobre todo en la recta final, cuando empiezan a hincharse los tobillos y otras zonas del cuerpo. En el postparto igualmente, si aún no has recuperado tu peso inicial.
  • Un estado de relajación general (sedación): ideal para los casos de cansancio crónico, estrés, pesadez de piernas.
  • Analgésico: gracias a la disminución de la presión y mejora en la eliminación de toxinas, adecuado en casos de acné, estreñimiento o cualquier proceso que curse con dolor agudo.
  • Inmunitario: movilizando la linfa y estimulando sus colectores.

El drenaje linfático se diferencia del masaje convencional en que sus maniobras disminuyen el tono muscular (no lo aumentan), son de baja velocidad, de presión suave y repetitivas. Nunca deben producir dolor y no se utiliza ni aceite ni crema. Siempre sigue el recorrido de la linfa hacia vías de evacuación.

Esta técnica la lleva a cabo nuestra fisioterapeuta especializada, y sus únicas contraindicaciones son tumores malignos no controlados, infecciones agudas, insuficiencia cardiaca descompensada y haber sufrido una trombosis recientemente.

Las sesiones tienen una duración de 30 0 60 minutos.

Tanto si deseas pedir cita como si quieres regalar un masaje a una embarazadas o una madre que ya haya dado a luz, puedes hacerlo en el 952291342 o en info@centromimatrona.com