Educación Musical para niños 1-3 años

Educación musical para bebésPROYECTO “EDUCACIÓN MUSICAL PARA BEBÉS”

Los niños y las niñas están inmersos en un mundo de ritmos, sonidos, voces y melodías que identifican y empiezan a asimilar, incluso antes de nacer. Durante los dos primeros años apreciamos que manifiestan placer al escuchar determinados sonidos, compasar secuencias rítmicas y elaborar las primeras producciones vocales, pero a medida que vayan creciendo ampliarán todas esas posibilidades y capacidades, especialmente si reciben una educación rítmico-musical adecuada.[1]

Este curso tiene dos objetivos centrales:

  1. Abrir vías de comunicación para las mamás o los papás con sus bebés a través de experiencias musicales, las cuales complementarán y potenciarán las ya existentes, el lenguaje verbal y el no verbal.
  2. Iniciar a los bebés en el mundo de la música, a través de cantos, juegos de ritmo y movimiento, con multitud de audiciones de obras musicales de distintos tipos y culturas.

Hay estudios científicos que demuestran que las capacidades del oído para aprender un idioma tienen su mejor momento entre los 18 y 24 meses, porqué no aprovechar este potencial en el ámbito musical!!!

logoNuestra propuesta educativa, dirigida por EM3 Educación Musical, colabora con la fundación Barenboim-Said y participa activamente en programas de formación musical con la Universidad Internacional de Andalucía y cursos de formación con especialistas en pedagogía musical de avalado reconocimiento internacional.

En nuestro proyecto de música para bebés abordamos la programación de las actividades desde tres ejes fundamentales:

1.EL CANTO

La canción infantil es un vehículo de comunicación y expresión que estimula la memoria, el lenguaje y la atención, provoca cambios en el estado emocional y conlleva un aspecto lúdico y de socialización. Así pues, a partir de una canción se pueden trabajar diferentes aspectos cognitivos y emocionales que contribuyan a un desarrollo integral adecuado de niños y niñas. .

2. LA RÍTMICA (RITMO Y MOVIMIENTO)

 El ritmo aparece como un elemento habitual de la vida cotidiana del niño en todas sus fases del desarrollo: los ritmos vitales; los movimientos que realiza (andar, correr, etc.), la respiración, el ritmo cardíaco, el ritmo evolutivo, sanguíneo, de comidas, etc. Estos ritmos podrán ser más rápidos o más lentos, más fuertes o más débiles, más seguidos o más espaciados, pero lo cierto es que en todos ellos subyace un orden regular acompasado y más o menos sincronizado.

El ritmo es un elemento cosustancial de la música. El trabajo desde la rítmica en estas primeras edades no solo forma parte de la iniciación musical, contribuye además de forma decisiva en aspectos del desarrollo de niños y niñas, tanto a nivel físico como intelectual: motricidad, lateralidad, sentido espacial u orientación, deducciones lógicas, prelectura, etc.

3. LA AUDICIÓN

  La audición o el oído es el sentido que sin duda utilizamos en mayor grado a la hora de hacer o escuchar música. Pero para hacer música es necesario que podamos pensar en los sonidos. Pero al igual que ocurre en otros de los ámbitos del aprendizaje musical, beneficiará aspectos importantes de la educación del niño (educación ambiental en relación a la contaminación acústica, la relajación a través de la música, acceder a la cultura musical,…), así como puede ayudar a detectar problemas auditivos y a prevenirlos.

Organización de las sesiones 

  • Sesiones semanales de 50 minutos
  • Grupos reducidos de bebés acompañados de sus papás

Duración curso: Septiembre a Junio

La música incide directamente en las emociones lo que hace de estas vivencias momentos de una gran satisfacción y únicos como experiencia lúdica, educativa y humana.

Puedes reservar tu plaza en info@centromimatrona.com o en el 952291342

 [1] ESCUDÉ, Nuria. Expresión y comunicación. Ed. Altamar. Barcelona: 2011.

 

Próximos programados: pinchar en el botón azul "Proximos Cursos" de la barra de la derecha correspondiente al centro elegido: Málaga, Marbella, Vélez-Málaga, Fuengirola